RT Myriad - шаблон joomla Joomla
esenfrde

Clasificación de objetos del cielo profundo

Desde nuestro punto de vista

Podemos empezar diciendo que la casualidad nos ha situado en un lugar privilegiado para la observación, por que habitamos un espacio desde donde podemos difrutar de un cielo diverso, y esto es debido sobre todo a que nuestro Sol está a medio camino entre el centro de nuestra galaxia y el exterior. Estamos entre los brazos de Orión y Sagitario. Recordemos que nuestra Vía Láctea,  es una bonita galaxia con forma de platillo, con unas 400.000 millones de estrellas que están dispuestas a lo largo de unos brazos espirales que parten de los extremos de una "barra"central. La Vía Láctea es, por tanto una galaxia espiral, ligeramente barrada, los astrónomos la clasifican como SBbc.

Debemos suponer que la casualidad nos deja ver a lo largo del periodo de un año, una panorámica completa con cierta objetividad de nuestra galaxia y de parte del cosmos. Nuestros cielos tienen la suficiente oscuridad como para ver por contraste otras galaxias, algunas situadas muy lejos de nosotros.

Óleo sobre tabla de 125x250 cm realizado por J. Salado desde un punto de vista hipotético desde una de las Nubes de Magallanes, donde podemos observar los brazos de Orión y Sagitario, entre los que se encuentra nuestra estrella el Sol.

 

En el siguiente detalle podemos ver algunos cúmulos estelares frente al centro galáctico como M 62,, M 22 o M 19  y  con sus características nebulosas oscuras tales como "La Pipa".
 

Desde nuestro punto de vista, vemos como el centro de nuestra Galaxia sirve como telón de  fondo para los cúmulos estelares y nebulosas representados en este detalle y que podemos contemplar en las noches verano.